Recursos Humanos

¿Qué incluye un plan de prevención de riesgos laborales?

¿Qué incluye un plan de prevención de riesgos laborales?

Asegurar la salud y la seguridad en el trabajo. Ese es el objetivo que persigue un plan de prevención de riesgos laborales. En este artículo te explicamos qué debe incluir este documento y cómo elaborarlo. Si estás interesado/a en formarte en este sector, recuerda que en Escuela Select puedes estudiar un curso de prevención de riesgos laborales.

¿Qué es un plan de prevención de riesgos laborales?

Un plan de prevención de riesgos laborales (PRL) es una herramienta que permite a aplicar medidas preventivas en las empresas.

El plan de PRL de reflejarse en un documento que se enviará a las autoridades correspondientes, como son la autoridad laboral, las autoridades sanitarias y de los representantes de los trabajadores.

¿Qué debe incluir un plan de PRL?

Un plan de prevención de riesgos laborales debe contener las siguientes partes esenciales:

  • Identificación de la empresa, actividad de producción, número de trabajadores, número y características de los centros de trabajo.
  • Organización de la empresa identificando las funciones y responsabilidades que se asumen dependiendo de los niveles que ocupen.
  • Planificación de la producción.
  • La organización en prevención que va a hacer la empresa, indicando la modalidad elegida y los órganos existentes de representación que van a actuar.
  • Objetivos, metas y políticas en materia preventiva a los que quiere llegar la empresa con todos los recursos humanos y materiales que necesitan.

¿Cómo se evalúan los riesgos?

Todos los datos que debe incluir un plan de PRL son claves para realizar una evaluación de los riesgos, cuyo proceso mide la magnitud de los riesgos que no se han podido evitar en el ámbito laboral, proporcionando toda la información para que no se vuelvan a producir. De esta manera, reuniendo todos los datos, los empresarios pueden tener una mayor seguridad y tranquilidad, a la vez que aumentan la eficacia y la productividad de sus empleados.

Entonces, ¿cómo se evalúan todos los puestos de trabajo? Para ello se tienen en cuenta los siguientes elementos:

  • Instalaciones.
  • Recursos de los locales.
  • Equipos de trabajo que existen.
  • Organización y orden que haya en el trabajo que puedan producir un riesgo.
  • Agentes físicos, químicos y biológicos que se emplean o están presentes en el lugar donde se trabaja.
  • Características personales del empleado.

Asimismo, cabe apuntar que no todos los empleados tienen las mismas capacidades y requieren los mismos recursos o materiales para realizar su trabajo. Por ejemplo, una persona con discapacidad necesita comodidades más específicas que uno sin ella.

Cómo hacer un plan de prevención de riesgos laborales

Llevar a cabo un plan de prevención de riesgos laborales es fundamental para asegurar el buen funcionamiento de un negocio y de quienes forman parte del mismo. Emprendedores y empresarios deben velar por la seguridad y la efectividad en el ámbito laboral y, para conseguirlo, una vez rellenado el documento con los datos solicitados (arriba mencionados), es momento de pasar a la acción.

En general, la planificación de una actividad preventiva de riesgos laborables se lleva a cabo a través de los siguientes pasos:

  • Si en el resultado del análisis de un negocio se detectan situaciones de riesgo, el empresario debe pautar el procedimiento que se le indica para el correcto funcionamiento. Este proceso elimina, controla y reduce dichos riesgos conforme a los aspectos que hemos descrito sobre la empresa. Para planificar la actividad preventiva a desarrollar se deben incluir las siguientes partes: 
    • Medios humanos y materiales necesarios.
    • Recursos económicos que vamos a destinar al proceso.
    • Plazo de ejecución.
    • Fases y prioridades.
    • Procedimientos previstos para control y seguimiento del plan de prevención de riesgo laborales.
  • En la planificación se deben priorizar las medidas de emergencia y vigilancia de la salud de los trabajadores. Es una de las características más importantes que exigen a cualquier empresa. En este sentido, la formación en los trabajadores es muy importante. Deben estar informados en todo momento sobre cómo deben proteger su salud y la de sus compañeros.

Ejecución de la actividad preventiva

  • Cuando llega el momento de poner en práctica todo lo aprendido debemos establecer los procedimientos que se van a llevar a cabo para asegurar la salud y seguridad de los trabajadores.
  • Se debe instruir a las personas responsables la obligación de incluir en las actividades que realicen la prevención de riesgos.
  • Prever y planificar las medidas y acciones a tomar en situaciones de emergencia y diseñar la formación que se va a dar a los trabajadores y representantes, así como establecer los caminos de cooperación y coordinación.
  • En resumen, con el plan de prevención de riesgos laborales aseguramos una protección suficiente adaptada a las circunstancias de todos nuestros trabajadores evitando muchos sustos y bajas no deseadas.
  • Todas las pautas de prevención de riesgo son aplicables a cualquier tipo de trabajo. Incluso, las personas que trabajan a distancia también tienen este derecho y deben estar protegidos de la misma manera. Es decir, con sus horarios de descanso, evaluación de riesgos donde trabajen, factores psicosociales, organizativos, etc.

Formación en prevención de riesgos laborales

Estudiar el curso de prevención de riesgos laboralesRecibir una buena formación en prevención de riesgos laborales es fundamental para asegurar la seguridad y maximizar la productividad y el bienestar en los trabajadores de cualquier empresa y sector. ¿Te gustaría formarte para promover la salud laboral? Con el curso de prevención de riesgos laborales que impartimos en Escuela Select podrás convertirte en un experto/a en esta disciplina.

A través de nuestra formación en prevención de riesgos en el trabajo, profundizarás en los conceptos de seguridad y salud en el trabajo y conocerás los principales riesgos que se dan en el ámbito profesional. Asimismo, identificarás los tipos de accidentes de trabajo más comunes, los daños derivados y los derechos y deberes de las partes implicadas, entre otros aspectos relacionados.

El contenido del curso se distribuye en cinco unidades didácticas que tratan sobre los siguientes temas:

  1. Conceptos básicos sobre seguridad y salud en el trabajo.
  2. Riesgos generales y su prevención.
  3. Gestión de la prevención de la empresa.
  4. Primeros auxilios.
  5. Prevención de riesgos laborales para directivos.

Todo lo que necesitas saber sobre riesgos laborales lo encontrarás en nuestro curso de Escuela Select. Un programa especialmente diseñado para formar a profesionales en la prevención de riesgos laborales capaces de garantizar el confort y la seguridad en el trabajo.

No lo dudes más y consigue tu certificado en “PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES”, de SELECT BUSINESS SCHOOL, avalado por nuestra condición de socios de la CECAP y AEEN, máximas instituciones españolas en formación y de calidad.

Los mejores masters en recursos humanos de Select Business School

Los mejores masters en recursos humanos de Select Business School

¿Estás buscando una especialización en gestión y selección de personal? En este artículo reunimos los 5 mejores masters en recursos humanos para potenciar tus competencias y habilidades en la captación de talentos. Desde el reclutamiento de candidatos, pasando por la psicología del trabajo, hasta el manejo de sistemas SAP para gestionar el capital humano, ¡elige tu formación y potencia el currículum!

Los 5 mejores masters en recursos humanos

Existe una gran variedad de cursos y masters en recursos humanos enfocados a unas u otras funciones específicas. Desde la dirección hasta la selección de personal, puede ser difícil encontrar el que mejor se adapta a cada objetivo y necesidad.

Para facilitarte la decisión, a continuación reunimos los mejores masters en recursos humanos que impartimos en Escuela Select y que puedes realizar online o a distancia, contando con el acompañamiento continuo de un tutor/a personal experto/a en la materia.

1. Máster executive experto en seguridad social + máster en dirección de recursos humanos

¿Sabías que una de las principales áreas de trabajo de los recursos humanos es la gestión de la seguridad social? Realizar bien todos los procedimientos facilita a la empresa poder acceder a ayudas, mantener toda la documentación en orden y agilizar los procesos de trabajo. Si tu objetivo es dedicarte a los recursos humanos, el máster en seguridad social + dirección de RRHH te dotará de los conocimientos necesarios para ello.

No solo te especializarás en esta área clave, sino que profundizarás en la prevención de riesgos laborales, la organización del trabajo preventivo, la gestión de conflictos en el ámbito laboral y el reclutamiento y selección de personal. Todas estas son habilidades y campos fundamentales en los RRHH, por lo que nuestra oferta formativa te permitirá comprenderlas y añadirlas a tu abanico de conocimientos para ser capaz de superar cualquier reto profesional que se te ponga por delante.

2. Máster en dirección de recursos humanos

Especializarte con un  master en dirección de recursos humanos es la decisión acertada si tu intención es ascender en la empresa. ¿Aspiras a liderar equipos y tienes talento para la comunicación empresarial? Sin duda alguna, este es el máster que te dotará de las habilidades necesarias para lograrlo.

A través de esta formación podrás profundizar en la gestión de recursos humanos, la planificación de plantillas, los conflictos de equipo y la tramitación de contratos. Aprenderás también a llevar a cabo procesos de negociación y te convertirás en un auténtico experto en lo que a comunicación empresarial se refiere gracias a nuestros módulos dedicados al liderazgo y las habilidades personales.

3. Máster en recruitment y selección de personal

La selección de personal es una de las áreas clave de las que se ocupa el departamento de recursos humanos. Como bien sabrás, escoger qué individuos pasarán a formar parte de la plantilla de una empresa es una gran responsabilidad.

A través del máster en recruitment y selección de personal aprenderás a planificar plantillas, el funcionamiento y la organización del trabajo y la innovación en la gestión de equipos.

Esta formación también te permitirá profundizar en las fuentes del derecho laboral, el proceso de contratación y la gestión de personal. Todo, para que puedas desempeñar tus funciones sabiendo responder ante cualquier imprevisto.

4. Máster en psicología de las organizaciones + Máster en psicología del trabajo

Una de las vías por las que muchos expertos en recursos humanos acceden a esta disciplina es a través de la psicología. ¿Alguna vez te has preguntado por qué? Comprender las dinámicas de equipo y encontrar los perfiles más apropiados para cada puesto de trabajo, además de resolver conflictos entre empleados, requiere de profesionales con habilidades en psicología.

Es por este motivo por el que el máster en psicología del trabajo te permitirá adentrarte en este área. Asimismo, te dotará de los conocimientos necesarios en planes de empresa, gestión de recursos, comunicación y relaciones laborales.

5. Máster en consultoría SAP en recursos humanos

Uno de los ámbitos más destacados en los recursos humanos es el uso del programa SAP. Este software se encarga de gestionar el trabajo de los distintos departamentos, lo que implica, también, un control sobre los empleados y los procesos de trabajo. Muchas empresas están implementándolo, por lo que desenvolverse bien en su uso cada vez es más importante.

A través de nuestro máster en consultoría SAP RRHH podrás capacitarte en el manejo de esta herramienta. Aprenderás a gestionar los datos de los empleados y todos los procesos asociados a los mismos, como pueden ser la distribución de nóminas, períodos de vacaciones o gastos, entre otros.

¿A qué esperas? ¡Decídete por el mejor máster en recursos humanos e impulsa tu carrera profesional! Solicita información sin compromiso y especialízate en la rama de la selección y gestión de talento humano que encaja mejor con tus perspectivas de futuro.

Etapas, tipos y ejemplos de la negociación colectiva

Etapas, tipos y ejemplos de la negociación colectiva

¿Has oído hablar de la negociación colectiva? Sin duda, es uno de los procesos más habituales en las empresas. Pese a ello, muchas personas todavía no conocen bien qué es y qué implica para el trabajador. Si te interesa el mundo de las relaciones laborales y quieres formarte en este campo, es necesario que obtengas una buena capacitación. Formarte con un máster en seguridad social y dirección de recursos humanos te permitirá obtener las competencias y habilidades que se requieren para desenvolverse en este sector.

¿Qué es la negociación colectiva?

La negociación colectiva es un proceso que permite negociar las condiciones laborales entre las dos partes implicadas: el trabajador y la empresa (a través de sus respectivos representantes, que actúan en su nombre).

El resultado final de las negociaciones se denomina convenio colectivo. Se trata de un documento que establece las condiciones de trabajo y de productividad de una organización, siguiendo los criterios que establece el Título III del Estatuto de los Trabajadores.

En la práctica, este tipo de acuerdo tiene ventajas como estas:

  • Es una garantía de que los trabajadores están representados en las negociaciones y, habitualmente, a través de un sindicato. Por lo tanto, todo el grupo se beneficia de las mejoras acordadas.
  • Hay que resaltar que la negociación colectiva suele  tratar temas cruciales, como el salario. Es decir, busca la mejor opción para lograr la satisfacción general de la plantilla. De esta manera, mejora la motivación del personal a la hora de trabajar y, por lo tanto, aumenta también su productividad.

Las etapas de la negociación

Una negociación colectiva pasa por tres fases fundamentales: la preparación, el desarrollo de la negociación y el cierre de este proceso, como vemos a continuación. El conjunto de estas fases se refleja en un documento vinculante, que obliga a las partes a su cumplimiento y que evita problemas futuros, ya que los acuerdos establecidos quedan por escrito.

1. La preparación

Antes de empezar todo el proceso, es indispensable tener muy claras las ideas sobre lo que se va a negociar. Esto implica contar con el asesoramiento de trabajadores y de profesionales como abogados y economistas. Entre todos, se establecen los objetivos a conseguir y hasta dónde se puede ceder para lograrlos.

Asimismo, es crucial ponerse en el papel de la otra parte y pensar qué pretende conseguir. Con toda esta información, es posible preparar diversas opciones que permitan sortear los posibles problemas que aparezcan durante la negociación colectiva.

2. Desarrollo de la negociación

Una vez ya se ha hecho la preparación, está todo listo para el encuentro entre las partes. Es aquí cuando se intercambian puntos de vista y se hacen ofertas que pueden aprobarse o rechazarse.

3. Cierre de la negociación

Para cerrar la negociación se llega a un acuerdo, que tiene en cuenta los puntos establecidos durante todo el proceso. Lo más habitual es pactar todos los términos generales, aunque en algunos casos se puede llegar a acuerdos parciales que se ciñen a elementos concretos.

Ámbitos de la negociación

Además de conocer los elementos de la negociación colectiva, es fundamental saber en qué ámbitos se aplica: 

  • Negociación nacional: significa definir la aplicación general de las distintas políticas relacionadas. Esto incluye la salarial, la económica, la social y la de empleo, por citar las más importantes.
  • Negociación sectorial: es la que se desarrolla de manera exclusiva a una rama empresarial. Por lo tanto, implica una organización del trabajo más concreta. Incluye salarios, horarios, horas por mes, etc.
  • Negociación de empresa: se aplica a una sola organización. Para ello, tiene en cuenta sus características específicas. Es importante tener en cuenta que, en una negociación concreta, los resultados son prioritarios. Es decir, pasan por encima de lo establecido en los dos casos anteriores.

Ejemplos de negociación

Merece la pena conocer algunos de los ejemplos de negociación colectiva más destacados. Así,  puedes hacerte una idea de la importancia de este proceso en las relaciones laborales.

  • Los convenios colectivos del sector del metal son los que afectan de manera directa a las siderometalúrgicas, la construcción, el envasado y el comercio general. Su existencia ha permitido que la reclamación de los sindicatos contra la patronal UPM haya sido dado por válida en el Tribunal Superior de Cataluña. Esto ha significado un aumento del 4% en los sueldos.​
  • Si hablamos del convenio de farmacia, nos referimos a un acuerdo con agentes específicos, como la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles, la Unión de Trabajadores de Farmacia o la UGT, entre otras entidades participantes. Después de 7 años de no lograr un acuerdo en este sector, las farmacias han conseguido una actualización de los salarios. Además, la anulación del Convenio XXV implica que los establecimientos tendrán que pagar las deudas que tienen con sus trabajadores. No obstante, el convenio definitivo todavía tendrá que esperar.

Cómo formarte en relaciones laborales

La formación en relaciones laborales es indispensable para desenvolverte con solvencia en este ámbito. Para ello, resulta esencial adquirir una especialización. Optar por cursos superiores y másteres que traten de manera concreta y actualizada determinados conceptos, es indispensable para adquirir competencias y habilidades decisivas en el sector.

En nuestro centro formativo sabemos la importancia de capacitarse en un mercado cada vez más competitivo y que demanda profesionales especializados en campos de trabajo concretos. Por ello, te ofrecemos una amplia oferta formativa en este ámbito con masters en administración y dirección de empresas y masters en recursos humanos, entre otras formaciones relacionadas.

Aprender las técnicas de la negociación colectiva en Select Business School

Si estás buscando una titulación que específicamente te forme en negociación colectiva, en Select Business School disponemos del máster en seguridad social y recursos humanos, cuyo contenido impulsará tus aptitudes profesionales.

El programa Executive Experto en Laboral y Seguridad Social y en Dirección de Recursos Humanos te asegura todas las competencias profesionales necesarias. Esto incluye el manejo de la negociación, la aplicación de los convenios colectivos y otros aspectos afines como el derecho del trabajo, la Seguridad Social y la contratación laboral.

Mediante este programa formativo sabrás cómo afrontar la negociación colectiva en contextos laborales y conseguirás el plus de calidad y profesionalidad que necesita tu currículum. Así, obteniendo esta especialización, podrás optar a mejores y mayores oportunidades de crecimiento laboral y personal.

Defensa personal: fundamentos y claves

Defensa personal: fundamentos y claves

La defensa personal se ocupa de impedir o repeler un ataque hacia nuestra persona. Son técnicas que se remontan hasta los orígenes de la humanidad y responden a instintos básicos.

Hay distintos tipos de defensa personal, o también llamada seguridad personal. ¿Es un aspecto que encaja contigo? ¿Te interesa formarte en defensa y seguridad personal? Matricúlate en nuestro Máster en Seguridad Privada y Protección de Personas y conviértete en un profesional del sector.

Defensa personal: claves

La defensa física siempre es el último recurso, pero en ocasiones es fundamental llevar a cabo las técnicas de la defensa personal frente a agresores. Por supuesto, el mejor recurso siempre es evitar el conflicto, pero la legislación contempla como legítima la defensa personal.

Una de las claves de la defensa persona es el factor sorpresa. Si no se le da al agresor el tiempo de contraatacar, se obtiene una ventaja clave para poder huir o buscar refuerzos.

De hecho, cuanto mayor sea la distancia con nuestro objetivo, mayor será la oportunidad de salir sanos y salvos de la situación. Hay situaciones en las que es muy difícil escaparse, motivo por el cual debemos evitar que se complique la situación desde el comienzo.

¿Cómo gestionamos el miedo?

Es inevitable que surja el miedo cuando nos enfrentamos a situación de riesgo. Ante un ataque, aprender a reaccionar ante el miedo marca la diferencia entre vivir o no. Hay cuatro pasos que debemos seguir para poder reaccionar cuando todo apunta a que somos incapaces:

El miedo es inevitable

El primer paso fundamental que debemos tener en cuenta es que no podemos evitar el miedo. Se trata de una reacción primaria de nuestro cuerpo para responder ante las amenazas, y es inevitable que aparezca.

Podemos vencer

Una de las principales estrategias de los agresores es convencer a las víctimas de que no pueden escapar de ellos. Eso no es así. Cuando se sufra un ataque, y cuando sintamos miedo, debemos convencernos de lo contrario: podemos vencer. El agresor solo busca provocar miedo para evitar que huyamos.

No divagues

Mantén tu mente ocupada y no permitas que divague. Si lo haces, vendrán a ella pensamientos catastróficos y que aumentarán tu sensación de miedo. Es por eso por lo que conviene mantener nuestra cabeza ocupada en analizar a nuestro agresor, detectar sus puntos débiles y centrarnos también en nuestras propias fortalezas para hacerles frente.

Sobrevive

Finalmente, piensa en aquello por lo que merece la pena vivir. Céntrate en cuál es tu motivación para seguir adelante y persíguela con fuerza. Cuando contamos con la motivación suficiente podemos ser capaces de reunir mucha más fuerza que cuando no tenemos ninguna.

Hay una gran cantidad de técnicas que podemos emplear para defendernos de un ataque. Cada una de ellas es completamente diferente, y hay técnicas que están específicamente pensadas para una tipología concreta de víctima.

Si te interesa la defensa personal y quieres aprender todos sus secretos, puedes echar un buen vistazo a nuestro Máster en Seguridad Privada y Protección de Personas. Nuestros profesionales te enseñarán todos los detalles para poder dedicarte a la protección de personas.

Técnicas de primeros auxilios que debes conocer

Técnicas de primeros auxilios que debes conocer

Los primeros auxilios son las técnicas que se usan en una persona que acaba de sufrir un accidente. El ejemplo más claro es el masaje cardíaco que se realiza a alguien que ha estado a punto de ahogarse. Esta técnica sirve para mantener la sangre circulando mientras llega el personal sanitario y es la más conocida.

Una atención temprana en un accidente puede marcar la diferencia. Es por ello que cuantas más personas se formen en este aspecto, mejor preparados estaremos para atender cualquier emergencia. Matricúlate en nuestro Curso de Prevención de Riesgos Laborales y fórmate para garantizar la seguridad en el entorno de trabajo.

Primeros auxilios: técnicas básicas

Puede suceder un accidente en cualquier lugar, por lo que conocer las técnicas de primeros auxilios es una ventaja. Nunca se sabe cuándo nos podemos topar con una emergencia y las técnicas de primeros auxilios nos sacaran del apuro.

Hay dos técnicas de primeros auxilios básicas que debemos conocer:

Reanimación cardiopulmonar

La reanimación cardiopulmonar, también conocida como RCP por sus siglas, es una técnica fundamental que puede salvar la vida de una persona. Consiste en mantener la sangre oxigenada y hacer que circule hasta el cerebro y el resto del cuerpo. Este factor es importantísimo porque, si no se lleva a cabo, el cerebro podría no recibir sangre oxigenada y sufrir daños irreversibles.

Esta técnica de primeros auxilios funciona usando solo las manos y hay dos sencillos pasos que deben recordarse a la hora de realizarla:

  1. Llama de inmediato a los servicios médicos. Tu trabajo será temporal, motivo por el que debes asegurarte de que el personal cualificado vendrá lo antes posible.
  2. Realiza las compresiones siguiendo una serie de pautas. Pon tus manos en el centro del pecho, una encima de la otra. Debes hacer compresiones a un ritmo de entre 100 y 120 compresiones por minuto. Una técnica que puedes seguir para mantener el ritmo es la de pensar en la canción “Crazy in love” de Beyonce, o “Stayin alive” de los Bee Gees. Estas dos canciones tienen el tempo perfecto para la reanimación cardiopulmonar.

Maniobra de Heimlich

Se trata de una técnica de primeros auxilios que se lleva a cabo cuando alguien se atraganta o asfixia. A diferencia de la reanimación cardiopulmonar, la maniobra de Heimlich requiere de 4 pasos:

  1. Rodea la cintura de la persona que está sufriendo la asfixia con tus brazos. Sujeta tus manos con firmeza en la parte delantera y forma un puño.
  2. Entre el ombligo y la parte inferior de las costillas, coloca tu mano en forma de puño vigilando con que los pulgares estén hacia dentro, tocando a la persona.
  3. Hacia dentro y hacia afuera.
  4. Repite esta presión hasta que el objeto que impide la respiración salga.

Proteger, alertar y socorrer

Antes de llevar a cabo ninguna técnica de primeros auxilios, debemos conocer unas normas concretas. Hay tres fundamentos que se conocen como ‘PAS’ en sus siglas en español y que corresponden a ‘proteger, alertar y socorrer’.

El primer paso es verificar que la escena sea segura y proteger a la víctima y a nosotros mismos. Después debemos alertar al personal sanitario, es decir, llamar al número de emergencias para que los profesionales puedan llegar lo antes posible. Finalmente, socorremos: comprobamos el estado de la persona y si requiere primeros auxilios.

¿Conocías estas técnicas? ¿Crees que te van a poder resultar útiles en el futuro? No olvides formarte con nuestro Curso de Prevención de Riesgos Laborales, con el que no solo aprenderás a socorrer en accidentes, sino que te formaremos para prevenir que estos no sucedan.

¿Qué información debe contener un plan de evacuación?

¿Qué información debe contener un plan de evacuación?

Todas las empresas, locales y edificios deben contar con un plan de evacuación en caso de emergencia. Es un aspecto indispensable que forma parte de la legislación en prevención de riesgos laborales y seguridad y salud en el trabajo. Sin un plan de evacuación, podría haber un accidente o catástrofe natural que pusiese en peligro a las personas de la organización o exteriores a esta.

Si quieres ampliar tus conocimientos respecto a los protocolos de seguridad laboral, no te pierdas el Curso de Prevención de Riesgos Laborales.

¿Qué es un plan de evacuación?

El plan de evacuación es, tal como indica su nombre, un proyecto de actuación. Es un documento que reúne el protocolo a seguir en caso de que haya un peligro que pueda perjudicar a las personas que están en ese lugar en el momento de los hechos. Estos peligros pueden ser incendios, inundaciones, accidentes de todo tipo, catástrofes, etc. Seguro que os sonará de haber visto un mapa con las salidas de emergencia en hospitales, escuelas u otras instituciones. Este mapa forma parte del plan de evacuación y señala las salidas del edificio por las que, en principio, es seguro salir si la puerta principal está bloqueada.

Se recomienda que el plan sea diseñado por una empresa especializada en el sector. Esta sabrá identificar los riesgos y los peligros de cada lugar y elaborará un plan de evacuación adaptado al espacio y al contexto de la organización.

Uno de los aspectos más importantes del plan de evacuación es el plano del lugar. El primero que hay que elaborar es el plano del edificio a nivel general. Hay que indicar qué calles rodean el edificio o local, cuál es el punto de encuentro exterior en caso de evacuación y cuáles son las salidas al exterior del edificio. Por otro lado, es importante detallar cuál es el recorrido de evacuación, ya que puede haber varias personas en zonas distintas del lugar.

Seguidamente, hay que elaborar un plano de cada planta del edificio o cada zona del local. En este plano deben aparecer todas las paredes, escaleras, puertas, etc. Además, se debe indicar con flechas el sentido de la evacuación y señalar los elementos que pueden ser de ayuda para protegernos: extintores de incendio, pulsadores de alarma, mascarillas, etc.

¿Qué información contiene?

  1. Lo primero que debemos señalar en el plan de evacuación es el nombre del edificio o lugar y de la empresa. A continuación, se identifican los diversos espacios y se señalan aspectos tales como el aforo máximo.
  2. Seguidamente se identifican las instalaciones de protección contra incendios: luces de emergencia, alarmas, extintores, detectores de humo, bocas de incendio, etc.
  3. Se clasifican los posibles riesgos del interior por riesgo alto, riesgo medio y riesgo bajo. Por lo tanto, se deben identificar elementos que puedan suponer un peligro: depósitos de combustible, cableado, cocinas, aparatos eléctricos, instalaciones, calderas, etc.
  4. A continuación, se identifican los riesgos del exterior. Por ejemplo, puede haber peligro de inundación, de tormentas, de nevadas o de incendios. También hay que tener en cuenta los edificios colindantes o las instalaciones cercanas que puedan suponer un peligro: gasolineras, industrias químicas, almacenes, carreteras principales, etc.
  5. En un plan de evacuación hay que designar un coordinador general o responsable en caso de emergencia, así como definir cuáles son sus funciones y responsabilidades.
  6. Hay que describir al detalle el procedimiento de evacuación y cómo se llevará a cabo. Por otro lado, también hay que indicar en qué casos se requeriría confinamiento en lugar de una evacuación.

Una vez detallados los aspectos anteriores, hay que valorar también la posibilidad de que no sea posible llevar a cabo la evacuación; así como tener en cuenta a las personas con movilidad reducida. Finalmente, indicar con qué frecuencia y de qué modo se harán los simulacros de evacuación.