Empresa

¿Qué puede hacer un gestor administrativo?

¿Qué puede hacer un gestor administrativo?

Muchas empresas y emprendedores acaban necesitando a un/a profesional para llevar a cabo correctamente diversos trámites administrativos. ¿Quién es este experto/a? Se le conoce como gestor administrativo y en este post te contaremos cuáles son sus funciones y qué salidas profesionales tiene. Además, si tienes interés en obtener formación en este sector, no puedes perderte nuestro máster en gestión administrativa con el que podrás dar un paso más en tu carrera profesional.

¿Quién es el gestor administrativo?

Como definición, podemos conocer al gestor administrativo como el profesional que se hace cargo de representar a las personas físicas y jurídicas. Así pues, sus servicios abarcan diferentes trámites y otros requerimientos en los que los negocios y los emprendedores necesiten ayuda extra. Por lo tanto, estamos hablando de un/a profesional que actúa como un “intermediario” entre la Administración y el emprendedor o negocio.

Lo primero que se nos viene a la mente cuando nombramos los trámites son los procesos relacionados con papeleo. Sin embargo, el gestor administrativo también tiene la finalidad de proporcionar asesoramiento a sus clientes en todo lo que difiere a gestiones y asuntos relacionados con obligaciones que se tienen con las instituciones. Algunos ejemplos con los que podremos situar mejor el trabajo de este experto son: las presentación de la renta, la presentación de la contabilidad, los procesos relacionados con la escritura de una sociedad mercantil, entre otros.

¿Por qué contratar un gestor administrativo?

Las tareas del gestor en temas administrativos se enfocan principalmente en apoyar a pequeños emprendedores y pymes. Entre las ventajas de contratar a este experto, encontramos la gran cantidad de funciones que realizan para efectuar todos los trámites pertinentes. Así pues, quien contrata a este tipo de gestor encuentra la optimización del tiempo dedicado a tareas que pueden ser tediosas.

Por otra parte, al contar con alguien cualificado para realizar estas gestiones, se incrementa la seguridad y garantía de que los trámites con las entidades públicas se llevan a cabo correctamente. Cuando las gestiones no se dan a tiempo o se ejecutan de forma inadecuada, es posible que como consecuencia se deban pagar multas. Y, al ser un cliente del gestor, existe la posibilidad de preguntarle dudas sobre temas relacionados con las administraciones.

Si eres gestor administrativo, ¿cuándo te contratarían? Pueden surgir muchas dudas alrededor de este tema, pero lo cierto es que son muchas las empresas y autónomos que deciden acudir al gestor para disminuir la carga de trabajo. Además, hay muchas personas que no tienen los conocimientos para hacerse cargo de estos trámites.

Funciones de un gestor administrativo

Dada su cualificación, este/a profesional puede desarrollar numerosas funciones. De hecho, gracias a sus conocimientos y servicios, los procesos administrativos se agilizan, por lo que sus clientes pueden darse por satisfechos y estar seguros de que han cumplido todas las obligaciones fiscales y otros  requerimientos. A continuación, vamos a conocer algunas de las tareas más importantes que lleva a cabo el gestor:

  • Aportar asesoramiento en relación a todos los trámites y materias necesarias para llevar a cabo las gestiones, ya sea a nivel fiscal, laboral o contable.
  • Redactar las nóminas de los trabajadores, los seguros sociales, informes, entre otros requerimientos de este sector.
  • Proceder con las gestiones obligatorias de las instituciones públicas. Los trámites pueden requerir varios días, por lo que este profesional se encarga de llevar a cabo el seguimiento del progreso para actuar en caso necesario.
  • Tramitar documentos de la empresa o el autónomo. Por ejemplo, este profesional puede trabajar con los papeles de un cambio de titularidad, la declaración de la renta o licencias.
  • Servir de nexo entre las instituciones y sus clientes, mediando (si fuese necesario) entre ambas partes.

Perfil profesional

Si tu intención es trabajar en este tipo de puesto, no está de más conocer algunos aspectos importantes. Hay ciertas personas que disponen de unas habilidades y aptitudes que las convierten en perfiles más adecuados para esta clase de labor, como son:

  • Tener capacidad de superación y mantenerse al día de las novedades en el sector.
  • Muy buenas aptitudes organizativas, ya que se gestionan los trámites de diversos clientes.
  • Ser paciente y contar con una buena preparación para resolver diferentes tipos de situaciones y problemas que puedan surgir.
  • Habilidades de negociación para llegar a acuerdos.
  • Disponer de una buena capacidad comunicativa, ya que en este trabajo se está en contacto con muchas personas constantemente.

Salidas profesionales en gestión administrativa

Un gestor en administración es capaz de ejercer numerosos servicios, por lo que es habitual que sea demandado por diversos sectores y campos de trabajo. Entonces, ¿cuáles son las salidas laborales que proporciona la gestión administrativa? Vamos a conocer las principales que encontramos en el sector privado:

  • Auxiliar o ayudante de oficina.
  • Gestor de Recursos Humanos.
  • Auxiliar del departamento de contabilidad o administración.
  • Administrativo o gestor en empresas de ventas.

Por supuesto, también es posible trabajar para una consultoría encargada de realizar trámites empresariales o, también. como autónomo para prestar la ayuda necesaria a quien necesite este tipo de servicio de asesoría administrativa.

Formación en gestión administrativa

¿Te gustaría aprender a ejecutar tareas de gestión administrativa? En Select Business School  hemos diseñado una formación en gestión administrativa para que puedas adquirir las competencias de este sector, especializándote en las operaciones administrativas comerciales y la tramitación administrativa del proceso comercial. Además, aumentarás tus conocimientos y habilidades en el manejo de la ofimática en gestión comercial.

Por otro lado, conocerás el proceso que hay tras el plan general de contabilidad, los softwares de  gestión contable, el sistema operativo y la búsqueda de información. Y, para desarrollar correctamente estas funciones, en el contenido didáctico encontrarás temas que profundizan en el uso de las aplicaciones informáticas de hojas de cálculo, de bases de datos relacionales y de tratamiento de textos.

Supply Chain: qué es, funciones y responsabilidades

Supply Chain: qué es, funciones y responsabilidades

El Supply Chain es el proceso que se desarrolla desde que el cliente pide un producto hasta que lo recibe. También se denomina cadena de abastecimiento, y controlarla estas actividades es fundamental para la producción y distribución de los servicios. ¿Te este ámbito de la administración? Fórmate con nuestro máster en logística online y profundiza en este área de la gestión de la cadena de suministro.

Con el auge del comercio online y de las plataformas especializadas, cada vez resulta más difícil realizar una gestión correcta de todo el proceso de abastecimiento. La internacionalización supone ampliar las fronteras a la hora de adquirir materias primas, lo que dificulta el seguimiento del proceso. Es precisamente por este motivo por el que contar con profesionales cualificados y capaces cobra más relevancia que nunca.

¿Qué es la Supply Chain o cadena de suministro?

La Supply Chain la componen los distintos proveedores y empresas colaboradoras involucradas en el proceso de abastecimiento de un producto. El proceso es de gran complejidad hoy en día debido a la internacionalización de los negocios y los distintos modelos de consumo global. Es por eso por lo que es importante contar con un profesional cualificado capaz de gestionarla.

Precisamente, de gestionar la cadena de sumistro se ocupa el Supply Chain Manager , quien, a grandes rasgos, se ocupa de coordinar y aplicar los procesos logísticos.

Funciones de un Supply Chain Manager (SCM)

El objetivo de este profesional es gestionar y organizar la cadena de suministros. Para hacerlo, lleva a cabo las siguientes funciones en logística:

  • Gestionar los materiales y su traslado desde el proveedor hasta el cliente final.
  • Conocer la demanda actual de los productos.
  • Hacer una selección de los productos que mejor se adaptan al mercado.
  • Administrar el transporte y la distribución de los productos, así como garantizar su entrega dentro del plazo establecido con el cliente.
  • Negociar con los proveedores y las empresas involucradas en la cadena de suministro, además de conocer sus localizaciones.
  • Gestionar el inventario y el stock disponible.
  • Optimizar la cadena de suministros.
  • Cuidar la imagen de la marca entre los proveedores y durante el proceso de comercialización de los productos.
  • Gestionar al personal que trabajará dentro de la cadena logística. Esto incluye la búsqueda, selección, contratación y formación de los empleados.

Habilidades del gestor de la cadena de suministros

La mayor parte de los conocimientos y habilidades de un gestor de la cadena de suministros se adquieren a través de una formación completa en logística, administración y dirección de empresas. Mientras que, otras aptitudes, se obtienen lo largo de la experiencia y el recorrido profesional. En este sentido, podemos destacar cinco características fundamentales del SCM.

  • Tener una gran capacidad de planificación, organización y gestión.
  • Contar con habilidades comerciales.
  • Saber comunicar correctamente y tener aptitudes interpersonales.
  • Poseer buenas dotes para el liderazgo.
  • Transmitir seguridad y confianza.

Fases de la cadena de abastecimiento

La cadena de abastecimiento se compone de tres fases principales:

  • Aprovisionamiento: los trabajadores de la cadena de abastecimiento buscan cómo, dónde y cuándo conseguir las materias primas para fabricar los productos.
  • Producción: tiene lugar el proceso de transformación de las materias primas en el producto o servicio final que vende la empresa.
  • Distribución: se engloban las actividades que facilitan que el producto llegue a los clientes. Dentro de esta etapa se involucra la red de distribuidores, los almacenes, las tiendas físicas y las plataformas de venta online (solo en aquellos casos en los que el negocio cuente con estrategia de e-commerce).

¿Cuál es la diferencia entre logística y Supply Chain?

  • La logística se refiere a la compra y entrega de las materias primas para crear el producto. Además, se encarga del proceso de embalaje, envío y transporte de las mercancías a los distribuidores.
  • El Supply Chain o cadena de suministro es un proceso mucho más amplio. En este caso, destaca el trabajo tanto de los individuos como las organizaciones, con la aplicación recursos, actividades y maquinaria que hacen posible que un producto llegue al cliente final.

Así, podemos afirmar que la logística forma parte de la cadena de abastecimiento.

¿Qué estudiar para ser Supply Chain Manager?

Esta especialidad forma parte del campo de trabajo logístico y la administración de empresas. Por lo que, requiere de buenas habilidades de administración, organización, planificación y comunicación. Trabajar como director de la cadena de abastecimiento supone una gran responsabilidad.

Este perfil profesional debe ser capaz de gestionar todo el proceso y también entender el trabajo de cada uno de los implicados dentro de este sistema. Para poder hacerlo es indispensable conocer la organización de la empresa, su funcionamiento y el papel de la cadena de abastecimiento. En este sentido, nuestro máster online en logística permite desarrollar los conocimientos y habilidades para desempeñar tareas relacionadas con la gestión logística y del transporte.

¿Qué aprenderás con el máster en logística online?

La formación de Select Business School permite a los estudiantes conocer la planificación de aprovisionamiento, la logística interna de la empresa, las técnicas de organización de la distribución y la gestión de inventarios, entre otras cuestiones.

Además de adquirir las aptitudes propias del profesional en logística, nuestros alumnos podrán estudiar con la metodología online y a distancia. Esta metodología formativa garantiza el acceso a nuestro máster, puesto que los alumnos pueden estudiar cómodamente desde su domicilio sin necesidad de desplazarse hasta el centro de estudios presencial. Asimismo, a lo largo del máster, los alumnos cuentan con el servicio de atención personalizada por parte de tutores especializados en la materia.

¿Quieres diversificar tus conocimientos y adquirir las habilidades propias de la logística y el Supply Chain Management? Diferénciate de tus competidores y asegúrate un recorrido ascendente en el área de la logística a través de la especialización que te ofrecemos.

¿Cuáles son los 7 tipos de riesgos laborales?

¿Cuáles son los 7 tipos de riesgos laborales?

La prevención en el trabajo evita accidentes y salva muchas vidas. Para aplicarla con éxito, es fundamental conocer qué tipos de riesgos laborales existen, porque cada uno requiere medidas específicas.

Si quieres especializarte en este ámbito y adquirir un mayor conocimiento sobre el tema puedes realizar nuestro Curso de Prevención de Riesgos Laborales, una formación donde conocerás los factores de riesgo profesionales, los principales accidentes en el trabajo y los protocolos de gestión preventiva en las empresas.

¿En qué consiste la prevención de riesgos laborales?

¿A qué llamamos prevención de riesgos laborales? Su definición abarca las siguientes áreas:

  • Son acciones y medidas adoptadas en el ámbito empresarial o profesional.
  • Son aplicables en todas las fases de los procesos productivos.
  • Su finalidad es evitar o reducir los riesgos en la actividad laboral.

En su definición y aplicación, participan todos los agentes del trabajo. Es decir, los empresarios, los trabajadores, los fabricantes y distribuidores de maquinaria y las Administraciones Públicas.

Tipos de riesgos laborales

Antes de centrarnos en la clasificación de los riesgos laborales, es importante dejar claro qué es un riesgo laboral. En esencia, es la posibilidad de que un empleado sufra daños como consecuencia de su trabajo. Nos referimos a accidentes laborales que pueden ir desde lesiones a patologías y enfermedades derivadas del ámbito profesional.

Identificar los tipos de riesgos laborales es el primer paso para evitarlos. La formación, la prevención y la revisión son fundamentales, así como la concienciación de todos los agentes implicados.

A continuación te explicamos cuáles son los siete tipos de riesgos laborales, los cuales exigen medidas específicas. A menudo, contar con especialistas en prevención de riesgos es el mejor camino para evitar dramáticas consecuencias.

1. Riesgos físicos

Son los causados por fenómenos de tipología física. Por ejemplo, los daños auditivos por un exceso de ruidos o las vibraciones causadas por instalaciones. También los efectos lumínicos, como el deslumbramiento, o las pérdidas de visión. Y los riesgos ocasionados por la humedad y las temperaturas.

2. Riesgos químicos

Estos derivan de procesos químicos y medioambientales. Las muestras más habituales son las alergias y las reacciones producidas por inhalaciones. Ocurren, por ejemplo, cuando se higieniza una piscina con productos químicos.

3. Riesgos ergonómicos

Derivan de posiciones y posturas poco adecuadas. Entre los riesgos ergonómicos encontramos, por ejemplo, la repetición de movimientos. Y es que pasar toda la jornada haciendo la misma secuencia de movimiento repercute negativamente al cuerpo. Asimismo, levantar demasiado peso o, simplemente, usar una silla incómoda durante muchas horas son también factores de riesgo.

4. Riesgos biológicos

Los profesionales de los centros sanitarios o biocientíficos son los más expuestos a los riesgos biológicos, ya que pueden contraer parásitos, bacterias, virus u hongos y enfermar.

5. Riesgos mecánicos

Se producen cuando fallan las máquinas y los equipos necesarios para desarrollar la actividad laboral. Un caso evidente es golpearse el dedo con un martillo.

6. Riesgos psicosociales

Los riesgos psicosociales se traducen a las condiciones laborales que repercuten en la salud psicológica, física y social del trabajador.  Así, por ejemplo, los empleados pueden estresarse por un excesivo ritmo laboral, falta de descanso o demasiada monotonía. La prevención es fundamental en este campo para evitar el desarrollo de patologías como la ansiedad, la depresión o el síndrome de Burnout.

7. Riesgos ambientales

Figuran entre los tipos de riesgos laborales menos controlables porque derivan de la naturaleza. Un terremoto, la erupción de un volcán, inundaciones o tormentas pueden afectar también a los trabajadores. Dentro de esta clase, se incluyen también los riesgos antropogénicos. Estos son causados por acciones humanas ajenas e imprevisibles. Un ejemplo de ello son los errores humanos al gestionar una central nuclear.

 

¿Qué estudiar para trabajar en logística?

¿Qué estudiar para trabajar en logística?

¿Te gustaría trabajar en logística? Bien, has llegado al sitio indicado para saber qué pasos debes seguir para dedicarte profesionalmente a este campo de trabajo. Todo empieza por recibir una formación especializada y enfocada al sector, que puedes obtener a través de nuestro Máster en Logística y Dirección de Operaciones. Esta titulación es idónea para iniciar tu carrera logística y ampliar tus oportunidades de empleo en el sector.

¿Qué se necesita para trabajar en logística?

Si lo que buscas es dedicarte al ámbito logístico de manera profesional debes empezar por formarte. Pero no con una formación genérica, básica, amplia y poco práctica. La idea es que optes por una capacitación que te permita conocer con detalle cada función a desempeñar. Para trabajar en logística hay que estudiar este tipo de cuestiones relacionadas:

  • Qué hace una persona que se dedica al trabajo de logística y transporte. 
  • Cuáles son los conceptos importantes que hay que conocer.
  • De qué manera va a evolucionar el ámbito logístico.
  • Cuáles son las aptitudes o capacidades que, en todo caso, hay que poseer.

Si hay una característica propia del ámbito laboral contemporáneo es la especialización. En la actualidad, hay que conocer en profundidad cómo es el lugar en el que se va a trabajar. En este sentido, cada vez con mayor evidencia, se observa que la formación es la piedra angular de las salidas profesionales.

Más allá de contar con las bases de conocimiento generales, en la mayor parte de los casos, es clave contar con una formación en logística que capacite al profesional para desenvolverse en su puesto de trabajo y que, a la vez, su contribución sea de valor para el conjunto de la empresa.

Por todo ello, si quieres obtener las habilidades y competencias requeridas para encontrar empleo en logística, es importante priorizar un programa formativo que te capacite para el mundo laboral. En centros de formación como el nuestro, por ejemplo, encontrarás una oferta de mayor valor y más enfocada a desarrollarse profesionalmente en el sector logístico.

En este sentido, es clave que la formación este dictada por profesionales expertos y que el aprendizaje se desarrolle sobre contenidos de calidad y actualizados que potencien oportunidades laborales de cara al futuro.

¿Qué hace una persona que trabaja en logística?

Al trabajar en logística, se acaban desarrollando, en realidad, múltiples funciones. Por lo que no debes perder de vista que se trata de un sector bastante amplio. Y es que hablamos de un ámbito donde se incluyen diversas etapas del desarrollo productivo y varios procesos de la cadena de suministro.

A veces resulta difícil resumir en unas pocas líneas las actividades fundamentales de este ámbito. Sin embargo, al menos a modo de imagen amplia, sí puede hablarse de ciertos puntos críticos de la cadena de producción en los que los profesionales en logística y transporte desempeñan un rol fundamental. Te hablamos de actividades como las siguientes:

Clasificación de la mercadería

Las clasificación de la mercancía es uno de los principales cometidos de los trabajadores en logística. En el almacén o zona de acumulación de productos estos profesionales deben saber qué tipo de mercancía es cada una y cómo debe organizarse en cada caso.

Determinar los plazos de entrega

En logística es fundamental establecer pautas de organización en función de los plazos de entrega. Y es aquí donde el experto deberá determinar las fechas de entrega, coordinar los envíos y dirigir a los servicios de transporte.

Control del embalaje

El control de embalaje incluye, por supuesto, el etiquetado correcto y conforme a la legislación, así como las pegatinas de cobro (si es que corresponde). Del mismo modo, se han de controlar eficazmente posibles fechas de caducidad.

Comprensión del funcionamiento de las herramientas

A día de hoy, no hay mayor aliada del organizador logístico que la tecnología. Internet y su inmediatez son fundamentales. Por ello, otro cometido que exige el empleo en logística es conocer y saber manejar las herramientas de innovación tecnológica para potenciar la gestión y la optimización de los recursos.

Otras tareas en logística

  • Mantener la limpieza y el orden, así como la seguridad, en el lugar de trabajo.
  • Mantener la motivación del equipo subordinado.
  • Tratar de ofrecer a la empresa posibles soluciones o rutas más eficientes.
  • Conocer y controlar los trámites aduaneros correspondientes.
  • Llevar un control efectivo del inventario.
  • Negociar posibles cambios futuros en planes y fechas marcadas.

Salidas laborales en transporte y logística

Trabajar en logística supone pasar a formar parte de uno de los ámbitos más relevantes e importantes de toda la economía global. Por lo que es un sector con una alta demanda y que ofrece múltiples salidas laborales.

Agente de carga o transitario

En este caso nos referimos al intermediario en los procesos de importación y de exportación. El agente de carga o transitario es la persona que establece y mantiene el contacto continuo con el extranjero en el servicio.

Jefe/a en estaciones de autobuses

Las tareas del jefe/a de estaciones de autobuses giran en torno al movimiento por carretera. Las estaciones de autobuses, aunque transporten personas y no mercancía en sentido estricto, no dejan de necesitar de la logística para organizarse.

Operador/a en logística

El operador/a en logística es una pieza clave y puede encontrarse en cualquiera de los puntos de todo el proceso. Es un profesional con capacidad de adaptación al cambio y acostumbrado a trabajar en entornos dinámicos.

Consignatario/a en buques

El consignatorio/a de buques desempeña diversas funciones relacionadas con el transporte de mercancías por mar. Puede trabajar en diversos puertos o centros de esta clase.

Inspector/a y jefe/a de transporte de viajeros por carretera

El inspector/a y jefe/a de transporte organiza planes relacionados con el trayecto por carreteras, ya sea de viajes por ocio o por negocios.

Operador/a de transporte puerta a puerta

El operador/a de transporte puerta a puerta es una de las piezas más importantes, pues controla el viaje de la mercancía en su conjunto. Se trata de un profesional que llega incluso a supervisar que el producto concreto alcance el domicilio de la persona que lo había comprado.

Director/a de transportes aéreos

Como su propio nombre indica, el director/a de transportes áreos se ocupa de la dirección y la organización del movimiento de mercancías por aire.

En conclusión, ya se puede decir que conoces cuál es el camino a seguir para trabajar en logística. Principalmente precisas de una formación de calidad, otorgada por profesionales y que garantice un futuro laboral. De esta forma, contarás con una capacitación adecuada para ampliar tus oportunidades de empleo en logística y crecer en este sector en plena expansión.

¿Qué es la Dirección de Operaciones y cuáles son sus funciones?

¿Qué es la Dirección de Operaciones y cuáles son sus funciones?

La Dirección de Operaciones (DO) es una de las áreas funcionales de cualquier empresa. Por eso, conocer su relevancia puede ser un factor decisivo para la evolución de un negocio. En este blog explicaremos qué significa exactamente y qué funciones tiene, además de las características principales de un director de operaciones. Y si deseas ampliar tus conocimientos, puedes especializarte con nuestro Máster en Logística y Dirección de Operaciones + Experto en SAP en Logística y Materiales (Doble Titulación).

¿Qué es la Dirección de Operaciones?

La Dirección de Operaciones es el conjunto de procedimientos, técnicas, métodos y procesos que permiten la obtención de bienes y servicios. Es decir, se encarga de implementar los objetivos estratégicos de la empresa y de incrementar el valor de los productos para satisfacer las necesidades de los clientes.

Esta área de operaciones es imprescindible para la competitividad de la empresa. Pues, se involucra en todo el desarrollo del producto o servicio. Es decir, tiene en cuenta la cadena de suministro, que son las compras, producción, ejecución de proyectos. Y también la logística, transporte y almacenes, e incluso la atención al cliente. A su vez, gestiona instalaciones, inventarios, flujos físicos y financieros, etc.

¿Qué hace un director de operaciones?

Un director de operaciones ocupa el puesto clave para una empresa ya que contribuye a garantizar su rentabilidad. Pues, se involucra en áreas donde existen los mayores costes. Y asimismo, busca eliminar o reducir las deficiencias que no aportan valor a la empresa y, optimizar los procesos para hacerlas más eficaces mediante estrategias.

Habilidades requeridas

Ser director de operaciones implica una gran responsabilidad. De él depende que se cumplan las directrices establecidas para la implementación de los planes de negocio. Por eso, para este perfil, se necesitan personas con unas habilidades específicas. A continuación, se muestran las más importantes:

Persistencia

Esta habilidad permite enfrentarse a cualquier tipo de obstáculo y avanzar con firmeza para conseguir los objetivos planteados.

Análisis

En análisis se refiere a la capacidad de asimilar mucha información en poco tiempo para procesarla de manera que permita tomar las mejores decisiones con el fin de alcanzar los mejores resultados. Esto garantiza el buen desarrollo de las operaciones diarias.

Estrategia

Consiste en actuar de manera inteligente ante los retos del mercado. También es la capacidad de medir y evaluar los recursos disponibles en la empresa para alcanzar los objetivos.

Comunicación

La comunicación implica transmitir mensajes, tanto verbales como escritos, de manera efectiva y clara.

Toma de decisiones

La toma de decisiones ayuda a definir instrucciones precisas que generan valor en los procesos.

Liderazgo

La habilidad del liderazgo es importante porque es una manera de motivar al equipo para cumplir los objetivos de la empresa.

Empatía

La empatía permite resolver los problemas desde una nueva perspectiva y encontrar diferentes soluciones.

Funciones principales

El director o directora de operaciones tiene diferentes responsabilidades dentro de la empresa. A continuación, se muestran algunas de las funciones principales:

  • Establecer la estrategia del área de Operaciones conforme a la estrategia de la compañía.
  • Definir el plan de inversiones según las necesidades de la compañía.
  • Gestionar el portafolio de los productos, desde su desarrollo hasta la entrega al cliente.
  • Concretar las estrategias de compras y las políticas de proveedores.
  • Asegurar la atención al cliente y gestionar el flujo de información relevante para la compañía.
  • Alcanzar los objetivos del negocio.
Siete tipos de riesgos laborales

Siete tipos de riesgos laborales

¿Qué es la prevención de riesgos laborales?

La prevención de riesgos laborales puede definirse como el conjunto de actividades y medidas que se llevan a cabo dentro de la empresa. Todo tiene el objetivo de evitar o disminuir las posibilidades de que algún trabajador o trabajadora pueda sufrir algún tipo de daño derivado de su trabajo. Hablamos de daños como lesiones, accidentes, enfermedades o patologías. Por tal de llevar una buena prevención, la empresa debe hacer una correcta evaluación de los riesgos que pueden existir en el lugar de trabajo.

Tipos de riesgos laborales

Riesgos Físicos

Existen distintos riesgos físicos. El primero y más común es el ruido cuando genera una sensación auditiva desagradable. Debemos protegernos con todas las medidas de seguridad posibles.

Otro riesgo físico puede estar provocado por las vibraciones causadas por todo tipo de maquinaria. Estas vibraciones pueden afectar a la columna vertebral, a los abdominales, y ocasionar dolores de cabeza.

La iluminación también puede producir deslumbramientos, fatiga y reflejos. Estos casos pueden producir un accidente, por lo que hay que vigilar con los tipos de lámparas y los niveles de luz.

La temperatura y la humedad también pueden provocar efectos adversos a las personas si los valores son muy elevados o excesivamente bajos. Los valores ideales en el trabajo son 21ºC i 50% de humedad.

Riesgos químicos

Estos riesgos laborales están producidos por procesos químicos y por el medio ambiente. A veces, enfermedades como las alergias o algún virus, son producidas por inhalaciones o absorciones. Para que des de la empresa podamos reducir este tipo de riesgos, podemos actuar de tres maneras:

  • Podemos sustituir productos cambiando el proceso productivo o encerrando el proceso.
  • Podemos actuar haciendo limpieza a fondo del puesto de trabajo y hacer ventilación por dilución.
  • Podemos dar formación al trabajador, rotar los puestos de trabajo y usar equipos de protección como mascarillas y guantes.

Riesgos biológicos

Este tipo de riesgos los produce la exposición a virus, bacterias, parásitos y hongos, cosa que puede dar lugar a posibles enfermedades. Este tipo de riesgos están expuestos principalmente a los trabajadores de centros sanitarios.

Riesgos ergonómicos

Las principales causas de los riesgos ergonómicos son las posturas inadecuadas, levantar mucho peso, estar muchas horas haciendo el mismo movimiento… Estos factores pueden causar daños físicos.

Riesgos psicosociales

Estos riesgos vienen ocasionados por factores como el estrés por el ritmo de trabajo, la fatiga laboral o una rutina muy monótona. Debemos tener un descanso de 15 minutos como mínimo a partir de las seis horas. Para prevenir este tipo de riesgos es bueno cambiar de tarea o de horario de trabajo de vez en cuando.

Riesgos ambientales

Estos son los únicos que no podemos controlar, ya que son la posibilidad de que se produzca una catástrofe por una acción humana o por un fenómeno natural. Estamos hablando de riesgos naturales como la lluvia, inundaciones, tempestad… O de riesgos antropogénicos que son los que están derivados por actividades humanas.

Riesgos mecánicos

Los accidentes que se pueden producir con este tipo de riesgos son lesiones corporales como golpes, quemaduras, cortes… Siempre debemos asegurarnos de revisar la maquinaria que se utiliza para trabajar.