Comunicación y Marketing

¿Qué hace un organizador de eventos?

¿Qué hace un organizador de eventos?

El organizador de eventos es una figura indispensable para que todo acontecimiento se desarrolle con éxito, desde una boda o un cumpleaños hasta una conferencia o exposición comercial. Pero, ¿qué es lo que hace realmente? ¿Cuáles son sus funciones y perfil profesional? Lo analizamos en las siguientes líneas. ¿Te gustaría ser uno de ellos? Cursa la triple titulación de Máster en Gestión de Eventos + Relaciones Públicas y Protocolo y conviértete en un experto de la organización completa de todo tipo de actos y celebraciones.

¿Qué es lo que hace un organizador de eventos?

Los planificadores de eventos participan en todo el proceso de la organización de un acto para que todo salga sobre ruedas. Para ello, estos perfiles negocian, coordinan y materializan la celebración de diferentes tipos de acontecimientos. Eso sí, la planificación de cada evento va acorde a las necesidades y objetivos de cada cliente.

¿A qué se traduce todo esto a la práctica? Veamos cuáles son las principales funciones de un organizador de eventos, las cuales se pueden dividir según el diseño, la planificación, la producción y el análisis del evento.

Diseño del proyecto

La fase de diseño de un evento es donde empieza a tomar forma el acontecimiento, ya que el event planner recopila toda la información necesaria para definir qué objetivos conseguir y cuáles son los pasos a seguir para desarrollar el evento:

  • Análisis del cliente y definición del proyecto: público objetivo y objetivos a conseguir.
  • Contemplar las necesidades tanto de la empresa o cliente anfitrión, como del público asistente.
  • Determinar los tipos de colaboradores y proveedores requeridos para celebrar el evento.
  • Estimar el presupuesto global del acto.

Planificación del evento

En la fase de planificación, las principales funciones son aplicar las pautas de diseño para materializar el acto. En este caso, el organizador de eventos debe tomar varias decisiones, contactar con los proveedores, repartir labores y establecer una buena estrategia de comunicación:

  • Marcar la fecha del acto y definir el número de asistentes.
  • Elegir el lugar de celebración.
  • Solicitar las licencias y permisos necesarios para la celebración del evento.
  • Elaborar el programa  o escaleta del evento: algo así como el guión sobre cómo se va a desarrollar y qué proveedores y colaboradores van a participar en cada etapa.
  • Establecer un plan de marketing y comunicación con posibles campañas en redes sociales, notas de prensa, landing page o la inclusión de productos de merchandising, así como la tramitación d acreditaciones.
  • Cerrar acuerdos con proveedores y colaboradores y dejar claro cuáles son sus roles de participación en el evento.
  • Definir y aprobar un presupuesto definitivo.

Producción del acontecimiento

En la fase de producción de la organización de eventos se pone en práctica el plan establecido para desarrollar el acto llevando a cabo estas tareas:

  • Controlar el montaje y preparación del espacio del evento.
  • Coordinar los equipos de trabajo que participan en el acto.
  • Supervisar que el desarrollo del evento está marchando según la previsión.
  • Saber resolver los imprevistos que puedan surgir.
  • Comprobar que el equipo técnico realiza un trabajo de desmontaje adecuado y que no se han producido desperfectos tras finalizar el evento.

Evaluación del evento

Finalmente, en la fase post-evento o de evaluación del evento, una vez terminada la celebración, toca hacer un balance del mismo y valorar si se han cumplido los propósitos establecidos. Asimismo, el coordinador del evento recopilará toda esa información para perfeccionar futuros eventos y responder con éxito a nuevas necesidades:

  • Valorar el rendimiento del evento y evaluar los resultados obtenidos: qué ha funcionado y qué ha fallado o no ha salido como estaba planeado, qué se puede mejorar y qué necesidades han surgido y no se habían contemplado…
  • Proponer mejoras a aplicar en futuros acontecimientos.

Qué hay que estudiar para dedicarse a la organización de eventos

Si tu vocación está en la organización de eventos debes empezar a formarte para adquirir los conocimientos y habilidades profesionales que necesitas para planificar, desarrollar y analizar la celebración de distintos tipos de actos.

¿Y qué estudiar para ser un event planner? La formación que necesitas se encuentra en el ámbito de la comunicación y el marketing. El objetivo es elegir una especialización centrada en la gestión de eventos, el protocolo y las relaciones públicas.

Estudiar organización de eventos

Cursar un programa formativo o máster en organización de eventos, como el que impartimos en Select Business School, te aportará competencias relacionadas con la comunicación, la cultura corporativa y la importancia de los eventos sostenibles. Asimismo, deberás conocer las fases en las que se ‘cocina’ un evento: diseño o briefing, planificación, plan de comunicación, ejecución y análisis del evento.

Formación en relaciones públicas

Por otra parte, si quieres desarrollar tu carrera como planificador de eventos es importante que adquieras nociones en relaciones públicas y marketing, ya que así podrás realizar una buena promoción del evento, haciéndolo más visible y maximizando su cobertura a nivel social y/o corporativo.

Competencias en protocolo diplomático

Por último, una formación en organización de eventos también debe aportarte competencias en protocolo diplomático aplicado a distintos ámbitos: empresa, educación, espectáculos públicos, justicia, actos oficiales y sociales, etc.

Perfil del event planner: competencias y habilidades

Como ves, un event planner es un perfil multidisciplinar, ya que se ocupa de diferentes tipos de tareas al mismo tiempo, cuidando hasta el último detalle de un acontecimiento. Por todo ello, además de recibir  una formación en organización de eventos y protocolo, hay ciertas destrezas clave para la coordinación de actos.

Estas son algunas de competencias y habilidades que debe tener un organizador de eventos:

  • Capacidad de organización.
  • Habilidades para la negociación.
  • Capacidad de adaptación y resolución de conflictos/imprevistos.
  • Buenos dotes de comunicación: escucha activa, empatía, lenguaje positivo, lenguaje corporal adecuado y asertividad.
  • Habilidades de liderazgo y coordinación de equipos.
  • Aptitudes creativas y capacidad de innovación.
  • Capacidad de auto-control y gestión del estrés.

¿Cuánto cobra un planificador de eventos? (salidas profesionales)

Es difícil establecer un importe concreto a la cuestión de cuánto gana un organizador de eventos, ya que cada proyecto es un mundo y tiene sus propias dimensiones y necesidades.

No obstante, de forma general, un event planner suele cobrar entre 3.000 y 5.000 euros por proyecto. Eso sí, la cifra puede variar en función del tipo de evento a planificar, del perfil de cliente y de la contratación de proveedores y colaboradores, entre otros factores implicados.

La teoría de la Gestalt: qué es y cómo aplicarla a tu marca

La teoría de la Gestalt: qué es y cómo aplicarla a tu marca

La teoría de la Gestalt es un concepto de la psicología que se centra en la percepción que tenemos de las formas. De hecho, la palabra ‘gestalt’ proviene del alemán y se puede traducir al español como ‘forma’. Te contamos en qué consiste y cómo puedes aplicarla al branding de tu empresa.

¿Te suena haber visto la siguiente escena en una película? Un paciente está frente a su terapeuta observando figuras abstractas dibujadas con tinta china. El terapeuta le pregunta qué es lo que ve y cómo se siente. Puede que ese paciente no vea nada en especial, pero a lo mejor otro ve algo que le aterra. ¿Por qué? La respuesta está en la teoría de la Gestalt.

Para aplicar este concepto de la psicología a nuestra marca, hay que tener en cuenta una serie de factores y datos. Si quieres profundizar más sobre márqueting, infórmate sobre nuestro Máster en Neuromarketing.

La teoría de la Gestalt en la terapia

La teoría de la Gestalt postula que interpretamos la realidad en base a una serie de “formas” o “figuras” mentales que crea nuestra mente a lo largo de los años. Es decir, relacionamos nuestros traumas o recuerdos felices con objetos y formas concretas.

Por ejemplo: el paciente A va a la consulta. El terapeuta le enseña una lámina en la que ve un murciélago y el paciente A recuerda aquella vez que salvó a uno de esos animalitos junto a su hermano pequeño. Es un recuerdo feliz. Pero imagínate que a esa consulta va Batman y también ve un murciélago en la lámina. ¿Crees que recordaría algo positivo?

La teoría de la Gestalt fuera de la terapia

Ya tenemos claro cómo se aplica la teoría de la Gestalt en terapia, pero, ¿cómo funciona fuera de ella?

Nuestra mente es muy trabajadora, aunque no nos demos cuenta. De forma inconsciente se encarga de dar significado a las imágenes incompletas y las “rellena” de forma intuitiva. Las ilusiones ópticas se aprovechan de esto. Puede que no haya ningún triángulo en la imagen y que solo estén dibujadas las puntas, pero tú ves un triángulo.

Lo mismo ocurre con el cine. Las imágenes que vemos no se mueven, sino que se trata de miles y miles de fotos que, proyectadas una después de la otra, crean la ilusión del movimiento.

La teoría de la Gestalt en el márqueting

Dentro de la teoría de la Gestalt se han ido formulando leyes que explican los principios por los que, dependiendo del contexto, percibimos ciertas cosas y no otras. La más importante y que debería presidir tu despacho es la ley de la buena forma.

Esta ley postula que percibimos con mayor exactitud y rapidez aquellas formas más completas pero, al mismo tiempo, más simples o simétricas. Simple y claro, podría decirse. Sin embargo, hay más leyes a tener en cuenta:

Leyes y principios de la Gestalt

Otras leyes aparte de la ley de la buena forma son las siguientes:

La ley de la figura-fondo

No podemos percibir una misma forma como figura y a la vez como fondo. Figura es todo aquello que percibimos como tal.

Busca el logo del World Wildlife Fund. En esa imagen, figura sería la forma completa del panda: la parte negra y la blanca que forman el animal. Aunque pudiera parecer lo contrario, esa parte blanca dentro del contorno del animal es también ‘figura’ y no fondo.

La ley de la continuidad

Según esta ley, si varios elementos parecen estar colocados de manera que tengan continuidad, se percibirán como un todo.

La ley de la proximidad

Los elementos próximos entre sí tienden a percibirse como si formaran parte de una unidad. Un ejemplo de ello sería la manzana de Apple y la hoja que hay encima de la misma.

La ley de la similitud

Los elementos parecidos se perciben como si tuvieran la misma forma. Muchas ilusiones ópticas juegan con esta percepción.

La ley de cierre

Cuanto más cerrado esté su contorno, mejor se percibe una forma. Por eso muchos logos tienden a tener un elemento que les dote de este ‘cierre’. Algunos ejemplos de ello serían el logo de Batman, Alfa Romeo o Ikea.

La ley de la compleción

Una forma abierta tiende a percibirse como cerrada.

¿Te ha sido útil este post? Por supuesto, una teoría tan compleja como es la Gestalt no puede resumirse al completo en unos pocos párrafos. Sin embargo, esperamos que te sirva para construir el logo perfecto para tu marca y para dotar de movimiento y simplicidad a tus diseños.

Marketing Relacional: qué es y cómo ponerlo en práctica

Marketing Relacional: qué es y cómo ponerlo en práctica

El Marketing Relacional aparece cuando una empresa necesita crear un vínculo a largo plazo con un cliente. Actualmente, las marcas ya no ven a sus consumidores como simples compradores. Por eso, cada vez más nos preguntamos por qué tenemos experiencias positivas o nos sentimos especiales cuando adquirimos un producto o servicio. En este blog hablaremos de su significado y de sus principales objetivos y estrategias. Y también de las diferentes formas de aplicarlo. ¡No te lo pierdas! Además, si quieres ampliar tus conocimientos, puedes realizar nuestros Másteres y Cursos en Comunicación y Marketing.

¿Qué es el Marketing Relacional?

El marketing relacional es el conjunto de estrategias y métodos utilizados para mejorar la comunicación con los clientes potenciales. Este tipo de relación consigue fidelizarlos y fortalecer su confianza. Además, es una manera de beneficiar tanto a la empresa como a los clientes.

Objetivos principales

El marketing de relaciones tiene unos objetivos claros:

  • Conquistar y retener clientes.
  • Priorizar a los clientes en vez de al producto o servicio. Pues, preocuparse por el cliente significa ayudarlo en su compra, pero a la vez, generarle una experiencia única en todo momento durante el proceso.
  • Ser una referencia en el mercado, principalmente debido a las buenas experiencias ofrecidas a los usuarios.
  • Conocer al público objetivo para poder obtener información importante que te permita planificar estrategias de marketing.
  • Convertir a los consumidores en defensores y promotores de la marca.
  • Conseguir lealtad a través de su satisfacción y crear autoridad de mercado.
  • Contactar con el público en diferentes canales de Marketing Digital y Comunicación.

¿Cómo aplicar el Marketing Relacional?

Existen muchas formas de poner en práctica el marketing relacional. Además, con la llegada de internet, las empresas se pueden aproximar todavía más a su audiencia. A continuación, se muestran algunas estrategias que te permitirán construir una relación sólida y duradera con tus clientes:

Email Marketing

El email marketing es una técnica que te permite estar en contacto con tus clientes y mantenerlos informados de todas las novedades. Esto también ayuda a que el cliente se sienta acogido con alguno de tus productos o servicios y lo acabe comprando.

Para conseguir fortalecer la relación con tus clientes se puede, por ejemplo:

  • Enviar un primer email, agradeciendo su confianza y ofreciéndole soporte para el producto o servicio.
  • Felicitarles el día de su aniversario como cliente o el día de su cumpleaños.
  • Ofrecer contenido de valor y personalizados de acuerdo a sus necesidades, así como promociones especiales, descuentos, bonos, regalos, etc.

Redes Sociales

Las Redes Sociales son una herramienta muy útil para aproximar clientes y empresas. Las más conocidas son Facebook, LinkedIn, Instagram y Twitter. Si se utilizan correctamente son una enorme oportunidad para divulgar mensajes y conquistar nuevos públicos. Además, sus acciones pueden tener repercusiones a corto plazo, así como establecer un clima de confianza. Y, a la vez, también permiten dar respuesta a todas las dudas o reclamaciones del consumidor.

Marketing omnicanal: cómo funciona y cuáles son sus ventajas

Marketing omnicanal: cómo funciona y cuáles son sus ventajas

El marketing omnicanal integra todos los canales existentes en un mercado. Eso significa que cuando se interactúa en una vía de comunicación, se puede continuar en otra diferente sin perder su calidad. En este blog explicaremos cuáles son sus características principales, además de las ventajas de crear una estrategia de marketing omnicanal. ¡No le lo pierdas! Y si quieres seguir ampliando conocimientos, puedes realizar nuestros diferentes Cursos y Másteres en Comunicación y Marketing.

¿Qué es el marketing omnicanal?

El marketing omnicanal trata de integrar todos los canales existentes en un mercado. Una compañía lo utiliza para mejorar la manera de comunicar, vender y fidelizar a sus clientes. Y eso se consigue mediante el uso de todas las plataformas publicitarias y de ventas de una empresa.

Muchos expertos consideran que es un marketing multicanal, pero mejorado. Pues, los clientes pueden tomar decisiones de compra a través de diferentes canales y en cualquier lugar o momento.

Por lo tanto, tiene como objetivo proporcionar a los usuarios una experiencia integral y perfecta en todos los canales donde existe una interacción con ellos durante su recorrido. No obstante, para realizarlo correctamente, se debe hacer previamente un análisis completo de datos del perfil de cada uno de ellos.

¿Qué es el marketing multicanal?

El marketing multicanal, en comparación con el omnicanal, consta de tener presencia en diferentes canales. Por ejemplo, canales digitales como las redes sociales, y fuera de línea, como las tiendas físicas. Eso significa que se tratan como negocios separados, con sus propios objetivos.

Ventajas del marketing omnicanal

Se encuentran diferentes beneficios a la hora de realizar una estrategia de marketing omnicanal. Las principales ventajas son las siguientes:

Branding e imagen de marca

Con este tipo de marketing se mejora la percepción del consumidor para así aumentar también el valor de la marca. Además, la imagen que se quiere mostrar se ve muy beneficiada al ser consistente en el mensaje y en los diferentes canales de comunicación.

Productividad

La productividad destacada en esta estrategia de marketing porque la administración es mucho más eficiente y los procesos más productivos. Pues, te permite controlar todas tus áreas, procesos de compra y análisis de información.

Mayores conversiones

Con la omnicanalidad es mucho más fácil organizar de forma transversal todos tus canales de comunicación. Es decir, ecommerce, redes sociales, tienda física, etc. Por lo tanto, esto te permite estar presente en todo el proceso de compra.

Recopilación de datos

Gracias al conocimiento que se tiene sobre los clientes, se puede descubrir y comprender mejor el motivo y preferencias de compra. Con lo cual, eso te permitirá mejorar tanto el producto como la comunicación de la empresa. Por ejemplo, incluyendo nuevas técnicas de marketing y otras ofertas en el momento y lugar adecuado.

¿Qué hay que tener en cuenta para crear una estrategia omnicanal?

Antes de crear o planificar una estrategia de marketing omnicanal de tu marca o empresa, se deben tener presentes lo siguientes puntos:

  • Conocer a los consumidores e implementar una atención personalizada.
  • Poseer un software de gestión de empresa que te permita registrar los datos de un usuario en todas las plataformas.
  • Tener una buena comunicación y coordinación entre los diferentes departamentos para poder ofrecer una atención completa al consumidor.
5 estrategias para generar tráfico web

5 estrategias para generar tráfico web

Generar tráfico web se ha convertido en una de las estrategias más importantes para muchas empresas. Hoy en día, una página web no necesita únicamente de la presencia de internet para atraer un buen volumen de visitas. En este artículo veremos qué es exactamente y de qué mejor manera se puede aumentar el tráfico web. ¡No te lo pierdas! Y si quieres mejorar todavía más tus campañas de marketing y ventas, no dudes en realizar alguno de nuestros Cursos y Másters en Comunicación y Marketing.

¿Qué es el tráfico web?

El tráfico web es el número de usuarios que visitan una página web. Esto implica actividades como ver una sola página, visualizar y navegar por el sitio o hacer alguna acción determinada. Cuanto más tráfico reciba tu sitio web, más oportunidades tendrás de que los usuarios se conviertan en tus clientes. No obstante, este tráfico puede no estar bien dirigido. Es decir, aunque aumente el número de personas que visiten tu sitio web, no significa que todos ellas sean clientes potenciales dispuestos a comprar tus productos.

Existen unas herramientas de análisis que indican:

  • Número de páginas vistas: indican el número de veces que alguien visita un sitio web.
  • Número de páginas únicas vistas: indica cuántas personas han visitado un sitio web, una o varias veces.

Por lo tanto, si decides trabajar con el tráfico de tu web, tendrás más probabilidades de poder poner en marcha tus estrategias de marketing digital y conseguir tus objetivos.

¿Cómo generar tráfico web?

Existen varias maneras de generar visitas a una web. A continuación, hablaremos concretamente de 5 estrategias que te pueden ayudar a generar tráfico:

1. Optimiza el sitio web y aumenta la calidad

Optimizar es una de las maneras más eficientes para ganar visitas en tu sitio web. Eso implica:

  • Encontrar palabras clave que representen tu nicho para basar el contenido de tu página web y blog de acuerdo a ellas. Estas palabras deben tener un volumen de búsqueda menor a 10.000 búsquedas mensuales.
  • Eliminar enlaces rotos, ya sean internos como externos.
  • Suprimir las redirecciones para que Google no pierda tiempo rastreando.
  • Mejorar la velocidad de carga, minimizando y comprimiendo archivos CSS, HTML, imágenes, etc.

2. Crea contenido novedoso y exclusivo

Crear contenido novedoso y exclusivo permite atraer también mucho tráfico a tu web. Para conseguirlo, se debe eliminar el contenido desactualizado de la página web y sustituirlo por nuevas secciones para mantener tu contenido relevante.

3. Construye blacklinks

Los backlinks, o enlaces entrantes, son muy importantes para el SEO de tu página ya que desde otro sito web pueden redirigirte al tuyo. Por lo tanto, cuantos más blacklinks se puedan generar, mejor posicionado estará tu sitio web.

4. Analiza la competencia

Analizar las principales fuentes de tráfico de la competencia, ayuda a comprender qué canales debes priorizar en tu plan de marketing. Por ejemplo, podrás descubrir si priorizar tus estrategias en Google Ads y Seo, crear anuncios de Facebook o incluso un blog dentro del nicho.

5. Utiliza el email marketing

El email marketing o emailing trata de mandar un mensaje con la finalidad de adquirir nuevos clientes. Esto se puede conseguir, por ejemplo, creando una newsletter de calidad con contenido que pueda satisfacer las expectativas de tus seguidores. De esta manera, ellos querrán disfrutar de esta exclusividad de acceder antes que nadie a los contenidos, etc., y se suscribirán a tu comunidad de seguidores. Y eso a la vez, generará confianza hacia tu servicio o producto.

Marketing sensorial: qué es y para qué sirve

Marketing sensorial: qué es y para qué sirve

El marketing sensorial ha adquirido mucha importancia en los últimos tiempos. Esta forma de comunicarnos permite a las empresas conectar su marca o servicios con el estilo de vida de sus clientes. En este blog explicaremos en qué consiste exactamente este tipo de marketing, cuáles son sus objetivos principales y qué características le representan. ¡Si te interesa, sigue leyendo para descubrirlo! Además, puedes ampliar tus conocimientos, especializándote con nuestra triple titulación del Máster en Marketing + Máster en Marketing Intelligence + Máster en Neuromarketing.

¿Qué es el marketing sensorial?

El marketing sensorial es una estrategia que se utiliza para crear una experiencia positiva asociada a una marca, generar valor a su entorno y relevancia para los clientes. Es decir, es una herramienta dinámica y efectiva que busca mejorar la relación con los usuarios mediante la estimulación de los sentidos.

Gracias al marketing de los sentidos, el público consigue acercarse más al producto. Así se incrementa el tiempo de compra o, incluso mejor, se obtiene una venta. Esto ocurre porque el subconsciente de los sentidos, le hacen experimentar una ambiente agradable y satisfactorio.

La ciencia denominada neuromaketing está muy relacionada con el marketing sensorial. Pues estudia los procesos mentales de los consumidores para encontrar motivos de compra. Por lo tanto, para que estas estrategias funcionen y una empresa consiga el éxito, es necesario utilizar técnicas cotidianas donde los sentidos influyan de alguna manera para intentar vender más.

Cinco objetivos

Podemos identificar 5 objetivos del marketing sensorial:

  • Atraer y fidelizar clientes potenciales.
  • Crear una identidad de marca.
  • Humanizar la marca.
  • Poner en valor los productos.
  • Ofrecer una experiencia sensorial única.

Los cinco sentidos del marketing sensorial

Los humanos percibimos la realidad a través de nuestros cinco sentidos. Y procesamos la información en forma de emociones. Entender este proceso, es una gran oportunidad para mejorar los resultados de una empresa. Se distinguen concretamente esto cinco sentidos:

Olfato

El olfato nos permite asociar determinados olores con situaciones concretas, así como evocar recuerdos de todo tipo. Este sentido es uno de los más sensibles y emocionales. Pues, la nariz es capaz de distinguir más de un trillón de estímulos olfativos. No obstante, aunque sea una buena estrategia, el marketing olfativo tendrá más o menos importancia depende del negocio que se tenga.

Tacto

El tacto favorece la identidad de marca porque supone una doble interacción de los clientes con la marca. Mediante este sentido, se puede controlar la inconsciencia de los consumidores, así como sus percepciones, sensaciones y preferencias.

Oído

El oído se utiliza para despertar emociones y sentimientos. La música es uno de los elementos claves para crear una imagen y una identidad de marca. Esto y el ritmo ayudan a influenciar los hábitos de compra de los usuarios.

Gusto

El marketing gustativo está relacionado con los estados emocionales. Esto significa que pueden aparecer cambios de actitud y de percepción de marca. A su vez, también se generan emociones completas que consiguen trasladarnos en el tiempo. Este sentido es muy común en el sector de la hostelería y los alimentos.

Vista

Con las nuevas tecnologías y las pantallas, las personas reciben constantemente estímulos visuales. Las empresas utilizan este canal para enviar mensajes a sus clientes actuales y potenciales, mediante banners, imágenes y vídeos únicos, logotipos originales, etc.