Cuando hablamos de comercio electrónico se tiende a pensar que, al tener presencia online, se vende a todas partes del mundo. Y… sí, pero no. La teoría no es tan sencilla como la práctica. Son muchos los tipos de clientes que existen, de procedencias distintas y con preferencias bien dispares.

En este sentido, es importante plantear bien la expansión internacional para incrementar la conversión y fidelizar al cliente en mercados altamente competitivos.

Si te interesa profesionalizarte en este ámbito y ser un experto en comercio exterior, te recomendamos realizar nuestra doble titulación Máster en Comercio Internacional + Máster en Marketing Internacional 

Y, si quieres empezar a familiarizarte con el tema, quédate con nosotros. Hoy en el blog te explicamos cómo puedes abordar la internacionalización en el comercio electrónico sin fallar en el intento. ¡Vamos allá!

Pautas para la expansión internacional en el comercio electrónico

Cada proyecto es un mundo y, por lo tanto, sus necesidades pueden cambiar. Sin embargo, hay una serie de cuestiones que todo negocio online debe plantearse en su desarrollo internacional. A continuación, vemos algunas:

Elige el mercado objetivo de tu ecommerce

Lo primero que debes definir es el público objetivo al cual se dirige tu ecommerce. Esta cuestión es primordial para asentar un negocio y garantizar una mayor rentabilidad. Ten presente que, no todos los mercados funcionan bien para la venta de todo tipo de productos.

Para elegir el mercado donde quieres expandirte “virtualmente”, debes considerar diferentes criterios:

  • Perfil del consumidor, preferencias y hábitos de consumo.
  • Información general del país.
  • Situación del sector en el que tengamos actividad.
  • Análisis de la competencia.

Fideliza a tu público

Hay distintas estrategias para satisfacer a tus clientes y conseguir que cada visita se convierta en una ganancia. Para ello, es interesante que el target se identifique con el sitio y la marca. ¿Cómo conseguirlo? Ofrecerle la página web en su idioma o utilizar las redes sociales para potenciar el feedback son algunas tácticas que pueden funcionarte. 

Genera seguridad y transparencia

En los ecommerce es imprescindible garantizar un servicio transparente, es decir, ofrecer la visión del producto con la máxima exactitud.

Además, tampoco puede faltar la garantía de un pago seguro. De hecho, según un estudio de Ingenico Payments, un 20% de las transacciones no se terminan efectuando.

Al expandir un negocio online al exterior, es importante también utilizar la moneda local del territorio para facilitar la comparación de precios y, también, es recomendable ofrecer distintas formas de pago acordes a las costumbres de cada país.

Ofrece un servicio logístico de calidad

Procura tener en cuenta diferentes opciones de entrega. Cuantas más opciones des al consumidor, más confianza le generará tu negocio de comercio electrónico.

En Suecia o Estados Unidos, por ejemplo, los consumidores son más propensos a recoger sus paquetes en sus puestos de trabajo o en correos. Mientras que, en Alemania, no suelen pagar los gastos de envío.

Es indispensable, que te asegures de que el servicio de logística funciona sobre ruedas y que los tiempos y condiciones de la entrega satisfacen a tu público objetivo.

No olvides el negocio local

No quieras emprender un proyecto excesivamente ambicioso. Es mejor ir de menos a más e ir creciendo progresivamente. Piensa que muchos ecommerce tienen más éxito enfocándose al negocio local, que abarcando demasiados mercados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies